Si has llegado a este artículo seguro que te has enterado de que recientemente WordPress alcanzó su versión 5.0 y te preguntas si deberías actualizar tu web para disfrutar de las mejoras o si es preferible esperar un poco. ¿Te ha salido ya el cartelito de “¡Ya está disponible WordPress 5.0! Por favor, actualiza ahora.“? ¿Te tienta?

La respuesta corta es ¡no!

¿Y por qué no? Pues porque, en general, un cambio de versión tan importante es una cosa muy seria y hay que ser prudente:

  • Puede que nuevo código que se haya incorporado provoque problemas por incompatibilidad con plugins o themes que uses y que no se hayan adaptado a la nueva versión, o con modificaciones del código de WordPress que hayas hecho en tu web y que se “rompan” con la nueva versión.
  • Otra posibilidad preocupante es que esta nueva versión traiga errores en el código fuente que permitan ataques de día cero, que pueden hacer tu web vulnerable a hackers.
  • Para colmo esta versión 5.0 cambia el editor clásico de toda la vida de WordPress por el nuevo Gutenberg, basado en bloques y con un planteamiento bastante diferente al habitual. Esto por sí sólo ya te puede causar problemas tanto técnicos como de forma de trabajo (porque no sepas manejar el nuevo editor), aunque se puede mantener el antiguo editor instalando y activando el plugin Classic Editor, oficial de WordPress.

Entonces… ¿cuándo será buena idea actualizar a la nueva versión?

Lo primero es que saber que, a no ser que hayas visto una nueva funcionalidad que necesitas desesperadamente, no es necesario actualizar a la nueva versión: puedes seguir una temporada con la actual 4.9.8, que es perfectamente estable, y para la que ya sólo saldrán actualizaciones si se descubre algún bug que necesite arreglo.

En caso contrario más vale esperar una temporada. Nosotros esperaremos al menos a que pase la campaña de Navidad antes de plantearnos en serio empezar a actualizar sitios de clientes.

Por supuesto, ya tenemos un sistema de pruebas con WordPress 5.0 y Divi 3.18 para irlo bicheando (quiero decir “realizar un extenso e intensivo banco de pruebas sobre las mismas”) y además hemos subido a la 5.0 uno de nuestros sitios web visibles al público, para tener resultados de uso real, así tendremos información de primera mano antes de lanzarnos a la piscina.

¿Y Divi, cómo se lleva Divi con WordPress 5.0?

Pues hay una actualización a Divi 3.18, expresamente desarrollada para la compatibilidad con esta nueva versión de WordPress y parece que la cosa va bien aunque varios usuarios se han quejado de problemas iniciales en diversas comunidades dedicadas a Divi, pero todos han tenido solución sencilla hasta ahora.

Eso sí, la versión anterior de Divi NO ES COMPATIBLE con WordPress 5.0 y las instrucciones de Nick Roach son muy claras a ese respecto: “Primero actualiza Divi y luego WordPress

¿Entonces, actualizo por lo menos Divi a la 3.18?

Siempre es bueno tener Divi actualizado a la última (o penúltima…) versión, pero una vez más sugiero prudencia. Esta nueva versión de Divi está muy ligada al cambio de editor de WordPress, por lo que sería mejor esperar un poco a ver qué pasa, informarse bien sobre cómo funciona el nuevo sistema de edición en Divi (que se puede desactivar y dejar como siempre) y más adelante lanzarse a disfrutar de la modernidad (previo backup de la web, ¡siempre backups!)

¿Algún consejo si no puedo esperar y quiero actualizare ahora?

Bueno, si te va la marcha o no te queda más remedio, este puede ser un buen orden de actuación:

  1. Backup: haz una copia de seguridad de tu web antes de tocar nada
  2. Actualiza primero todos tus plugins
  3. Actualiza segundo todos tus temas (Divi incluido, a la 3.18.xx)
  4. Actualiza WordPress (a la 5.0.xx)

Conclusión

Pues bienvenidos WordPress 5.0 y Divi 3.18. Seguro que en unos meses no podremos vivir sin ellos, pero de momento hemos optado por seguir nuestra línea de prudencia y de investigar bien antes de usarlo en proyectos de verdad.